Carlos Weil

Biografía

Nació en Brasil, de madre norteamericana y padre alemán. Creció en Brasil y Suiza donde vivió hasta graduarse de la Facultad de Derecho de la Universidad de Ginebra, Suiza. Luego se desplazó a los Estados Unidos, mientras vivió ahí, trabajó con Weil Brothers Cotton Inc, compañía mercantil de algodón establecida desde 1879 en Montgomery, Alabama. Como coleccionistas de arte y grabados de Maestros , una de sus responsabilidades era pujar en diferentes subastas por grabados de Rembrandt, Durer y Canaletto entre otros.

Se trasladó a Panamá en 1979 a trabajar para el Tower Bank y unos anos después empezó como un consejero
financiero independiente.

La pasión por el arte pronto se convirtió en el foco principal de todas sus actividades, inaugurando su primera galería al público en Panamá en 1987 (EXPO ARTE), presentando artistas en aquel entonces aun no conocidos de diferentes países de Latinoamérica, como por ejemplo Tomas Sánchez de Cuba , el hoy día muy famoso artista de paisajes.

Artistas reconocidos y aclamados como Armando Morales, Roberto Matta, Tomas Sanchez, Elmar Rojas,Pedro Pablo Oliva todos han tenido exposiciones en su galería. En 1990 abrió otra galería, Bernheim, pionera en todas las expresiones de la creatividad humanística desde artesanías refinada y joyería de avant guarde de expresiones artísticas y otros campos de colección como la Historia y Memorabilia de Panamá y el Canal (mapas, libros, medallas, y objetos curiosos).

También desempeñó como consultor en la casa de Subasta de Christie’s por muchos años.

En 2003 inauguro otra galería y la primera casa de subasta en Panamá para obras y objetos de arte Weil Art (Arte y subastas) siguiendo la tradición pionera de encalcar los estándares de bienestar a través de la estética.

En 2010 inauguró un Segundo local para Weil Art localizado en Avenida A: PH Cuatro Casas Local 7 solo a 30 metros de Arco Chato.

“Quiero que me recuerden como alguién que contribuyó para que la cultura tomara su importancia en la vida del país: Que cada quién aprecie lo que tiene y se atreva a crear propuestas culturales válidas para un ser humano más humano, más abierto; en fin deseo que esta experiencia también se convierta en un elemento para la educación”.

 

-Carlos Weil